jueves, 16 de abril de 2009

UNIDOS POR EL DESEO


Se conocieron un dia cualquiera,
desafortunadamente un accidente los unio
y entre tanto en esa revision un roze fue suficiente para sentir
como el corazon lanzaba latidos fuertes y a mil
Charlaron un solo instante, suficientes para intercambiar
los datos necesarios para seguir marcandose, llamandose y buscandose
con tantos animos de que el encuetro se volviera a repetir.
Asi sucedio, se vieron de nueva cuenta y cayeron rendidos al placer
el sin preguntas se la llevo directo a un hotel
estando ahi sus corazones latian aprisa
eran los latidos de la emocion, de la emocion de tener de nuevo
a ese ser que tan rapido le robo el corazon,
la desvistio habil y aprisa,
le beso cada rincon que en su piel encontro,
boca, cuello, espalda y luego por sus senos regreso
lamio con deseos sus pezones, le dijo palabras al oido,
bajo por el monte de venus y ahi perdio su lengua en ese nido

Fue tanto el placer que le dio que orgasmos multiples provoco en ella
y cuando al fin quizo penetrarla,
ella hizo un alto para devolver un poco de la dicha que el
le acababa de regalar
recorrio con su lengua la espalda, por toda la columna lo lamio
bajo por sus nalgas lamiendo, chupando y hasta algunas veces mordiendo,
volteo a su amado en la cama, le dijo al oido tantas cosas que ni el esperaba
gozaba tanto de ese momento que prometieron repetir ese encuentro
chupaba lentamente sus pechos, mientras el exclamaba gemidos de placer
mas aunque ansiaba prontamente penetrarla queria saber
hasta donde esa chica mala llegaba
recorrio las ingles con su lengua, mientras con sus manos apretaba ya
sus bolas, preparando el camino para llegar a su pene que ya estaba erecto,
fuerte y humedecido de tanto esperar
hundio su boca en su sexo tan viril,
el no pudo dejar escapar gemidos tantos
gemidos mil, motivandola a seguir al tomarla
por los cabellos y moviendose dentro y fuera de su boca
sin parar, ella estimulaba sus chupadas con caricias
que tambien con sus manos profesaba

y cuando el individuo ya no pudo seguir se sento y la atrajo
hacia a el al fin,
ella obediente y gozoza, se monto en sus piernas y a horcajadas
se sentaba y se movia, entraba y salia
exclamando los dos fuertes gemidos
que eran inevitables sentir, gozar y reproducir
se juraban y se juraban mientras que del deseo se apoderaban
que siempre estarian ahi, para dejarse llevar siempre
por el deseo que los habia ya esa noche hecho sus presas
y asi terminaron finalmente, esplotando como volcanes en erupcion
dejando que el placer se desbordara y se escurriera como lava ardiente
hasta que finalmente dormidos se quedaron los dos

4 comentarios:

Anónimo dijo...

que accidente tan agradable

El InkuBo Loko >:) dijo...

deliciosamente genial, me gusto!!!!
sssssssssss... te invito a que em visites

Kuidate

tomasuncafe dijo...

ardientes resbalaron,
hacia un golpe, el suyo
besos

Anónimo dijo...

solo alguien tan sexy como tu puede escribir letras como estas...
que rico tu escrito