lunes, 24 de agosto de 2009

PASION PROHIBIDA


A lo lejos te vi llegar, estabas tan guapo, tan limpio, tan hombre que no me pude resisir a ti a sonreirte a coquetearte a lo lejos pues este amor es prohibido...
Me hiciste una seña que comprendi al instante -"te llamo mas tarde"
significò y es que entre tanta gente que nos conoce aun nadie sospecha la pasion que sentimos.
La ceremonia comenzò y todos estaban absortos en el evento menos yo que a lo lejos te veia y es que por tu altura sobresales de entre mil gentes.
Me percate como caminabas hacia la salida sin voltear siquiera el rostro hacia mi solo alcance a ver que tomabas "algo" entre tus manos, pero ni bien habias salido cuando en eso mi bolso comenzo a vibrar... Eras tù marcandome!
"Si..." te dije con voz baja pues no queria llamar la atencion de nadie
"Te espero afuera..." Fue la orden...
Orden que para mis oìdos fue musica, asi que sin esperar mas me marche de ahi, fue justo cuando fuera de la salida prncipal te encontrè recargado en tu automovil, te veias tan apuesto y tan dominante que se me antojaba correr hacia tus brazos, pero sin decir nada solo te mire, agache la vista y subi a mi auto, tù sin mas subiste al tuyo tambien y hechaste andar el motor, arrancaste mientras yo hacia lo mismo a lo lejos y fue asi como de lejos te seguì...
Lo unico que te hacia parar eran los semaforos y yo te seguia a corta distancia, de repente parecia que te me hubieses perdido en un callejon pero yo sabia que callejon era ese asi que seguì manejando hasta divisarte a lo lejos.
Estacione mi auto debajo de un àrbol que me hacia una sombra increible, baje y seguì caminando hasta llegar a una puerta que se abriò e inmediatamente entre, apenas iba a decir unas palabras cuando tus labios se pegaron a los mios, primero para saborear, luego para mordisquear seguido del sabor de tu lengua que se hundia en mi boca...
Seguiste besandome el cuello mientras susurrabas al oido... -"Te extrañe..." -"Ahh y yo a ti... y no te imaginas cuanto..."
Desesperado y deseoso seguiste besandome mientras escurrias una mano por debajo de mi blusa hasta apretar mis senos y con la otra tratabas de deshacerte ya de mi ropa...
Diste unos pasos hacia atras y me dijiste: -" Quitate la blusa" yo lentamente y con sonrisa maliciosa accedi y mientras hacia algunos movimientos sensuales me desprendi de ella...
Tù estabas absorto en mi cuerpo semidesnudo y depronto tus ojos se posaron en mis senos.
Pusiste tus manos sobre la pared como haciendome prisionera de ti y sin pensarlo pasaste tu lengua sobre mis pechos... Ahh que agradable sensacion! Sentìa como mis panties se mojaban mientras tu saboreabas de mi...
"Ahora quitate el bra..." No puede evitar que una sonrisa nerviosa se me escapara de los labios...
"Hazlo... quiero verte"
Lo dijiste de una manera tajante la cual llevaba una mezcla de sùplica y deseo que yo misma no se explicar y mucho menos pude negarme...
Asi que sin pensarlo me saque el bra hasta quedar en topples..."muevete, quiero verlas menearse..."
Yo comenze a moverme en el poco espacio que me habias dejado para hacerlo pues tus manos seguian obligandome a estar presa de ti y contra la pared...
Al ver mis pechos al aire y los movimientos sensuales que te hice no pudiste mas, nuevamente me tomaste y me besaste pero esta vez en los pezones, lenguetadas largas como quien saborea de una nieve para hacerlas despues cortas y con movimientos ràpidos fueron lo que me hiciero gemir de placer una de tus manos se resbalo entre mi pantalon y mis panties y al sentir mi humedad exlcamaste un gemido de deseo..."Aghhhh!!" suspiraste larga y deseosamentee
Asi que como a la par tu lengua con tus manos y dedos comenzaste a masajear tu lengua mis pezones y tus dedos el area vaginal incluyendo el clitoris...
Estuve a punto de terminar en tus manos solo que me retuve para hacer mas placentero el momento...
Fue asi como seguimos besando acariciando, masajeando, chupando, gozando...
Todo fue sensacional, tan lleno de pasion y energìa que ahi mismo en el piso detras de la puerta nos hicimos el amor, tan profunda y sensacionalmente que con tan solo platicarlo y narrarlo vuelvo a lubricar...
Fuè asi como terminamos la primera de varias entregas de amor que tuvimos en esas horas...
Màs tarde, cansados y satisfechos, nos despedimos con un gran y apasionado beso, sali de ese lugar sin volver la vista, caminè, subi al auto lo arranque y salì de ese lugar con la promesa de regresar a llenarme otra vez de esos momentos de calidez y entrega que solo tu y yo guardamos en secreto!

1 comentario:

Cronicas de la Contra dijo...

Sin palabras....
Me voy acalorado